Versiones Especiales

Versión para servicios prestados en campañas militares

Según la Ley Sobre Condecoración de la «Orden Del Libertador» promulgada en 1922 bajo la administración de J.V. Gomez, se incluyó una versión especial para cuando la concesión de esta Orden se realizará por servicios meritorios en campañas militares. El artículo 6 del reglamento expone: “Cuando la concesión sea motivada por servicios de campaña, la Venera penderá de un anillo de veinte milímetros de diámetro, imitando una corona de laurel, figurada en esmalte, entrelazadas con dos espadas en aspas de oro pulido, de veinticinco milímetros cada una”.

Obviamente, visto la naturaleza tan especial de esta acreencia, semejante distintivo nunca ha sido entregado, destino compartido con la Medalla Mariscal Sucre y con versión de campaña de la Orden Francisco de Miranda, cuyo reglamento también incluye una versión especial de idénticas características a la del Libertador.

Basado en la descripción de la Ley-Reglamento se ha elaborado esta representación grafica de la pieza en cuestión.

 

Versiones enjoyadas

A pesar de que ninguno de los reglamentos históricos de la Orden del Libertador incluye alguna previsión respecto a versiones más ostentosas de las veneras u otras partes componentes, tradicionalmente han existido algunas versiones modificadas, en algunos casos como un gesto especial por parte del propio gobierno y en otros casos, como iniciativa privada por parte del agraciado.

Dentro de las versiones conocidas destacan algunas verdaderamente esplendidas, una de ellas es una placa de primera clase elaborada sobre una base platino cuyos rayos están enteramente cubiertos con más 350 diamantes y un medallón central elaborado en oro 18k. Esta extraordinaria pieza de refinadísima manufactura está elaborada en Francia y fue un presente que le que hicieran “los compañeros de armas” del expresidente Marcos Perez Jiménez con ocasión de haber recibido su despacho como General de Brigada en junio de 1955, informacion que esta grabado al reverso de la placa.

Desconocemos si existe una venera a juego con esta placa y finalizamos su reseña mencionando que la pieza en cuestión estaba hasta hace unos años en manos de un anticuario especializado la ciudad de Bruselas (Bélgica). 

El segundo ejemplo que compartimos es también una versión de la primera clase, pero en este caso, con intervenciones tanto en venera como en la placa y fue unas concesión especial que le hiciera Juan Vicente Gomez al Príncipe Español Don Fernando de Baviera y Borbón durante su visita a Caracas en mayo de 1921. Las imágenes de esta importante versión se rescataron de un álbum fotográfico conmemorativo y que reseña los hitos más destacados de la estadía del ilustre visitante. 

Respecto de la venera, la pieza tiene una faja de 28 diamantes en la parte media de los rayos mayores, su barra sujetadora también engastada y entre ambas piezas un diamante de gran tamaño, que por la referencia de tamaño estándar de las veneras debió tener un tamaño de al menos 2.5 ct.

Respecto de la placa, también se observan los rayos de la base engastados en diamantes igual que el cordón de la elipse y con la curiosidad de tener la faja esmaltada en color blanco en vez del tradicional azul. Por las característica del estuche así como del modelo del busto de Bolívar la manufactura de la pieza estuvo a cargo inequívocamente de la casa Gathmann, lo que tendría todo sentido considerando su recurrencia como proveedor de piezas especiales comisionadas durante del gobierno de Gomez.

Lamentablemente se desconoce el paradero de esta interesante pieza, pero esperamos que haya sobrevivido a los avatares del tiempo de la mano de la decendencia del infante español y pueda mostrarse en algún día en todo su esplendor.

Complementamos esta sección con una miniatura enjoyada de esta Orden de la desconocemos su titular original, no obstante sobre su procedencia, se puede especular que fuera realizada por la firma parisina “Diets” ello pues en un catalogo impreso de 1912 se ofrece la posibilidad de adicionar de diamante u otras piedras preciosas a varias órdenes de renombre y en cuya lista se encuentra la del Libertador.    

 

Los comentarios están cerrados.