Periodo Independencia – Medallas de los Libertadores de Quito

El 24 de mayo de 1822 alcanzo la victoria de batalla de Pichincha y con ella la capitulación de la ciudad de Quito y el fin dominación española en el Ecuador, esta gesta heroica que sello la independida del Ecuador estuvo al mando del General venezolano Antonio J. de Sucre y fue motivo de numerosos honores para sus participantes entre los que se encuentran un conjunto de medalla conocidas como las Medallas de Pichincha o de los Libertadores de Quito.

Medalla de la Municipalidad de Quito para los Libertadores de Quito

La primera de estas medallas quedo consagradas en un acta levantada en la municipalidad de Quito el 29 de mayo de 1822, cinco días después de la alcanzada victoria de Pichincha sobre el ejercito del General Melchor de Aymerich. El artículo segundo del acta describe una medalla como testimonio de reconocimiento a las divisiones de Colombia y del Perú comandadas por Antonio José de Sucre:

“Una medalla o cruz de honor pendiente al pecho de una cinta azul celeste. La medalla será un sol naciendo sobre las montañas del Ecuador, y unidos sus rayos por una corona de laurel: entre las montañas en letras de oro, la inscripción COLOMBIA, y alrededor del Sol, LIBERTADOR DE QUITO de esmalte azul: en el reverso VENCEDOR DE PICHINCHA 24 DE MAYO y el nombre del agraciado. El pueblo regalará estas medallas que serán para los 8 generales, con esmaltes en los rayos, de piedras preciosas, para los oficiales de oro, y para la tropa de plata”

Venera en oro con un peso de 11 gramos

Como suele ser común para las medallas de la época, la ejecución difiere ligeramente del decreto en algunos detalles, La medalla es una estrella de 12 rayos representados por haces de rayos luminosos entrelazados en su parte media por una corona de laureles, el campo del reverso está compuesto por una cadena de montañas sobre la que asciende un sol radiante, en la parte superior del campo central la inscripción en semicírculo “Libertador de Quito” y sobre la base de las montañas: “ANO 1822” queda ausente la inscripción “Colombia” y el reverso se cambia por “El Cabildo de Quito” omitiéndose el nombre del agraciado como reza el decreto. La medalla de oro tiene un peso aproximado de 11 gramos


Medalla de Colombia para los Libertadores de Quito (División del Perú)

El 18 de junio de 1822 el Libertador Simón Bolívar decreto una recompensa para honrar a los Jefes, oficiales y tropa pertenecientes a la División del Perú a cargo del Coronel Andrés Santa Cruz y cuya participación en la batalla de Pichincha fue decisiva para su victoria. El decreto contempla en su artículo 4to una “medalla de oro los oficiales y Jefes, y de plata de sargentos abajo, con la siguiente inscripción -Libertador de Quito en Pichincha-, Por el reverso -Gratitud de Colombia a la División del Perú, La medalla ira pendiente de un cordón de cinta tricolor, con los colores de Colombia”.

Venera en oro con un peso de 15 gramos

Esta medalla posee pocas referencias graficas en la bibliografía especializada y suele atribuirse a una variación de la anterior básicamente por su parecido y el laurel esmaltado, sin embargo, por la presencia de la inscripción “Pichincha” es casi sin duda la resultante del decreto de Bolívar.


Medalla del Ministerio de Guerra para los Libertadores Quito (División del N. Perú)

El 1ro de Julio de 1922 el Ministro de Estado del Perú en el departamento de Guerra general Tomas Guido se unió a los honores acordados por la victoria de Pichincha al decretar una medalla para honrar a los jefes, Oficiales y tropa de la División del Norte del Perú participantes en la batalla. El artículo 2 del decreto establece una medalla orlada de laurel al cuello con la inscripción en el anverso “A los libertadores de Quito” y en el reverso “La Patria agradecida” y en la base de ambos lados, los trofeos militares que sean más alusivos a las armas de Colombia; del Perú, y las provincias argentinas.
El decreto además establecía en su artículo 6 la posibilidad de incluir como agraciados al ejército colombiano y a las tropas de Guayaquil y para ello se solicitaba al Mariscal Sucre la relación de los participantes en la batalla, no obstante al honroso gesto, esta concesión debía ser autorizada por el congreso colombiano de lo que no hay evidencia de que efectivamente ocurriera, aun así pareciera que la presencia de una venera alternativa responde a este grupo a pesar de que del decreto se presume que no supondría variación en su diseño original.

Venera en plata con un peso de 8 gramos

Medalla

 

No se admiten más comentarios