Civiles Nacionales – Orden del Libertador

La Orden del Libertador es la más alta distinción que se pueda otorgar en nuestro país y está destinada a premiar los servicios distinguidos a la Patria, al mérito sobresaliente y a los beneficios hechos a la comunidad, por lo que tiene para los venezolanos, preferencia sobre cualquier otra nacional o extranjera. El Presidente es el Jefe de la Orden y tiene exclusivamente la facultad de conferir la Condecoración, y le corresponde, por derecho, el Collar de la Orden.

Es a su vez la condecoración que ha permaneciendo en vigencia por mayor tiempo y es sin duda la más universal de las que la República otorga. Fue creada originalmente por Guzmán Blanco el 14 de septiembre de 1880, reformada en 1922 bajo la Presidencia de Juan Vicente Gómez, pero tiene como antecedente directo la “Medalla de Distinción con el busto del Libertador” creada el 11 de marzo de 1854 bajo la presidencia de José Gregorio Monagas.

La intención de esta sección no es profundizar en un análisis histórico, sino precisar algunos de los puntos de mayor interés para la cultura general en torno a esta importantísima orden y sus confusos orígenes, para ello se hará un recorrido normativo comentado y que aporte el contexto necesario para fundamentar su historia.

La primogénita Medalla de Distinción

El 11 de Marzo de 1854 el Congreso Nacional a través del decreto legislativo 867 acuerda la creación de una Medalla de Distinción para todos los Generales, Jefes y Oficiales del Ejército Libertador pero amplia la posibilidad de otorgamiento a aquellos militares que desde 1848 se han “adherido a la causa popular” y a aquellos ciudadanos (interpretación de civiles) que hayan prestado a Venezuela notables servicios. El decreto resguarda la facultad de su conferimiento en el Ejecutivo Nacional y a quien a su vez le encarga su diseño pero precisando que en su anverso llevase el busto del Libertador y al reverso las armas de la República, pendiedo de una cinta azul. La instauración de la Medalla se concreta con el decreto ejecutivo subsiguiente de fecha 11 de abril de 1854 promulgado por José Gregorio Monagas

La cuestión del Busto

Como es sabido la inclusión del “busto” como denominación ha estado presente en cualquiera de las referencias históricas en torno a la Orden, sin embargo, es menester hacer algunas precisiones. En el texto del decreto primogénito taxativamente no se denomina como tal, sino Medalla de Distinción, pero aporta mucha ambigüedad que hace referencia al “busto” en su texto como el objeto que se otorga, al punto de parecer más un sinónimo a medalla o venera pero alejado de reconocerle como nombre de esta medalla. Ahora bien, la ambigüedad se disipa en el texto de los diplomas expedidos y en donde explícitamente se hace referencia a la “Medalla del Busto del Libertador” a pesar de que tal denominación legalmente no había sido prevista. Este texto además elimina el carácter inicialmente castrense de su concesión y universaliza esta para los “notables servidores de Patria” sean o no sus hijos. La cuestión de busto no se limita a un tema de denominación pues es justo la piedra angular sobre el tema más polémico en torno a la orden, su herencia.

Herencia peruana o venezolana

El 12 de febrero de 1825, el Congreso Constituyente del Perú decretó la creación de la “Medalla de Honor del Libertador” para rendir homenaje a Simón Bolívar y exaltar la meritoria labor de quienes lo acompañaron en su gesta, ello significo la imposición de esta medalla a 26 ilustres venezolanos como Simón Rodríguez, Antonio José de Sucre, José Antonio Páez entre otros notables. La presea era una muestra de la gratitud peruana hacia sus esfuerzos en la gesta independentista americana y luego de la “Orden de los Libertadores” venezolana era una prenda de inestimable valor para ellos. Tras la muerte del Libertador el 17 de diciembre de 1830, este valor aumentaría considerablemente por el hecho de que en la venera de la medalla estaba grabado el busto del Libertador y en la conciencia popular la medalla paso de ser solo un reconocimiento como tantos otros a los esfuerzos de la gesta independentista a una distinción con el busto del más grande de América.

Esta plusvalía se desmarcaba del origen inicial que motivo la creación de la medalla, que era en esencia reconocer los logros de la Batalla de Ayacucho, así como lo hicieran docenas de otras ciudades en agradecimiento a sus libertadores, pero la del Perú luego del fallecimiento de Bolívar, se convertiría en una de las pocas que sus agraciados podarían lucir en sus uniformes con el busto del Libertador, lo que la hacía más especial y por tanto su uso era recurrente y privilegiado frente a otras distinciones.

A lo anterior hay que sumarle que muchos de los agraciados eran venezolanos lo que originó la necesidad del gobierno nacional de promulgar la creación de un reconocimiento propio, y no porque Venezuela nunca lo hubiese hecho, ya que a tal efecto fuimos pioneros en la materia con la creación por el propio Bolívar de la “Orden de los Libertadores” en 1813, sino porque en ese momento, alguna con la efigie del Libertador solo podría ser concedida por un gobierno distinto a Venezuela y ello como es de entenderse era una situación que debió ser resarcido a través de la creación de la Medalla de Distinción de 1854, intensión claramente reconocida en los considerando del decreto de creación.

El Doctor Simón Planas-Suárez en los años 20 publico un detallado estudio sobre la Orden del Libertador que se reedito en 1955, y que sirve de referencia historiográfica para dilucidar los orígenes de la orden. En su profusa investigación infiere que bien podría haberse heredado los motivos y preceptos de la “Orden de los Libertadores” ya en que su espirito sería un antecedente más significativo y nacionalista para la Medalla de Distinción y la subsecuente Orden. Por noble de la intención, el hecho es que habían motivos suficientes para la instauración de una Orden por derecho propio y si haber necesitado ligarla a ninguna otra, ni nacional ni extranjera. La Orden de los Libertadores contenía un fin específico y acotado circunstancialmente a su tiempo, resultando imposible su otorgamiento más allá de vida misma de aquellos participantes de la gesta de independencia de nuestro país, la del Libertador por el contrario honra la memoria de Bolívar premiando los servicios distinguidos a la Patria, al mérito sobresaliente y a los beneficios hechos a la comunidad tanto de venezolanos como extranjeros y fue este el espíritu que le imprimió Guzmán Blanco al crearlas.

Una polémica confusión

A pesar de que sobraban las motivaciones que por derecho propio tendría la recién creada condecoración, los legisladores redactores del primer decreto resolvieron igual ubicar algún antecedente como fuente originaria de creación, hecho que en si mismo no tendría nada de malo, de no ser por una inexacta atribución al Perú de la creación de la Orden y su “adopción” por parte de nuestro país. Perú, como ya se mencionó efectivamente creo una medalla de honor que tenia la efigie del Libertador, que coloquialmente en Venezuela se le llamo “Busto del Libertador” pero no era su denominación oficial, por tanto el congreso del Perú nunca la creo, siendo esto así, Venezuela fue originaria por voluntad propia en la creación de la “Medalla de Distinción” con busto del Libertador, como una iniciativa nacional propia aunque motivada por el hecho que la usada por varios connacionales de la época era la peruana, aspecto que no quedo excluido de los considerandos del decreto al describir la situación como un hecho “sensible” para la república.

La falta de claridad a la hora de redactar el decreto ocasiono que con el pasar de los años se materializara en un error en decretos posteriores, a punto tal de dar como hecho que la posteriormente denominada “Orden del Libertador” venezolana fue en su origen creada por el Perú, lo cual no es ni remotamente cierto.

Con el pasar de los años este error se empezó a hacer cotidiano y normal, ya que todos los documentos relacionados con la medalla lo reafirmaban, además es conveniente señalar no solo el problema con su origen sino la confusión también en su denominación, ya que aunque oficialmente era la “Medalla de Distinción” cotidianamente se le hacía referencia como la del “Busto del Libertador” aun incluso en documentos gubernamentales (incluyendo el Diploma) lo que es aún más grave, ya que se hacía referencia a algo que jurídicamente no existía.

El 14 de Septiembre de 1880 Antonio Guzmán Blanco promulga un nuevo decreto en la materia, en el que por una lado, se regula por derecho una situación de hecho con la oficialización de la coloquial denominación de “Busto del Libertador” pero instaura el no menor error de señalar en el artículo 1° del decreto que: “La Condecoración Busto del Libertador, creada por el Congreso del Perú en 1825, y adoptada por Venezuela el 11 de Marzo de 1854…”

Un par de meses después el 26 de abril de 1881, el Congreso Nacional sanciono la Ley de la Condecoración, ratificando el error, pero introdujo las características de la orden que básicamente se mantienen en la actualidad (diseño, clases y forma de concesión) lo mismo ocurrirá en otros actos jurídicos posteriores como el decreto del 29 de diciembre de 1881, 24 de junio de 1903 y 19 de junio de 1912.

Continuando con el tracto legislativo el 26 de junio de 1915 se promulga una nueva ley, pero esta vez se introduce el nombre de “Condecoración de la Orden del Libertador” esta inusual combinación estuvo seguida de la reproducción textual del artículo primero de la ley de 1881, reafirmando una vez más un error que a este punto de la historia ya se hacía inconcebible.

El 12 de Junio de 1922 se sanciono una nueva ley que aun y cuando nuevamente reafirma el error sobre el origen falso de la orden, introduce ciertas correcciones beneficiosas como la denominación formal en el texto de la Ley del nombre “Orden del Libertador”.

Dado lo confuso que puede ser todo lo anterior es menester hacer en este punto una síntesis, que nos servirá de conclusión para esta parte y que tomamos del extraordinario libro “Bolívar, en la Numismática Conmemorativa y en las Condecoraciones” del experto en la materia Ezequiel Urdaneta Braschi:

1) El Congreso Constituyente del Perú creo una “Medalla de Honor del Libertador” el 12 de febrero de 1825, en principio con ocasión de la victoria alcanzada en Ayacucho, y luego para homenajear a los hombres y mujeres que ayudaron en la gesta independentista.

2) Muchos Venezolanos fueron agraciados con esta medalla

3) Este mismo congreso NUNCA creo ninguna condecoración denominada “Busto del Libertador”

4) El Congreso venezolano NO adopto ninguna medalla peruana, sino creo una propia y originaria, inicialmente llamada “Medalla de Distinción” luego “Busto del Libertador” y por ultimo “Orden del Libertador” todas ellas la misma ya que sus decretos eran derogatorios del anterior.

5) Por tanto la “Orden del Libertador” actual es de absoluta creación nacional.

El error sobre el origen de la misma continuo jurídicamente vigente por mucho tiempo a pesar de que existía un proyecto de Ley, gracias al propio Urdaneta Braschi, que reparada la errónea atribución de su origen aunque la relacionaba ahora a la grandísima “Orden de los Libertadores” creada por Bolívar en 1813, que por loable que sea, en estricto censo resulta complejo establecer o ubicar sus antecedentes en ella pues como se detalló anteriormente responden a circunstancias, naturaleza y propósitos distintos, aunque se reconoce lo plausible.

En 1996, bajo la presidencia de Hugo Chávez se promulga un nuevo decreto en la materia y que deroga el de 1922 resarciéndose así el histórico error. Ya no se atribuía al Perú su origen pero tampoco se la vínculo con la “Orden de los Libertadores, por el contrario se optó por la pragmática solución de omitir cualquier precisión al respecto en el texto.

Lamentablemente el goce de un decreto digno y armónico con la máxima distinción de la República duraría muy poco, 4 años después entraría en vigencia un nuevo decreto que modificaría sustantivamente la Orden tal como se conocía y se apreciaba tanto por venezolanos como extranjeros. El 6 de Abril de 2010 se promulgo la Ley sobre la Condecoración Orden Libertadores y Libertadoras de Venezuela que no solo rescataba el espíritu de la del Libertador de 1813 sino que hasta incorporaba su diseño original pero echando por tierra no solo una distinción que exaltaba la figura de nuestro libertador sino que anulaba 156 de tradición republicana en torno a la Orden del Libertador cuyo único defecto era el tema de la atribución histórica de su origen, hecho que ya se había subsanado en el decreto de 1996.

A las muy discutibles nuevas características de la máxima distinción nacional se le aúnan una abrupta entrada en vigencia que no tomo las consideraciones necesarias para transitar de manera armoniosa hacia una nueva orden, pues no hay cabida para interpretar de que esta mejora o complementa la anterior, sino que reemplaza con algo considerablemente distinto sin respetar o tomar en cuenta la carga histórica y republicana que supone su más de 150 años de historia, respeto y estima.

Evolución de la Orden del Libertador

Habiendo finalizado con los aspectos historiográficos de la Orden, queremos concentrarnos en la evolución de las características de la Orden a través de sus distintos decretos y denominaciones:

 

Medalla de Distinción (a partir de 1854)
Condecoración del Busto del Libertador (a partir de 1880)
Orden del Libertador (a partir de 1922)
Orden de las y los Libertadores (a partir de 2010)

 Decreto 11ABR1854Decreto 14SEP1880Decreto 03MAY1881Decreto 29DIC1881Decreto 24JUL1903
Decreto 26JUN1915Decreto 13JUN1922Decreto 29JUN2006Decreto 06ABR2010
ClasesUnicaUnica1ra.
2da.
3ra.
4ta.
5ta.
1ra.
2da.
3ra.
4ta.
5ta.
1ra.
2da.
3ra.
4ta.
5ta.
1ra.
2da.
3ra.
4ta.
5ta.
Collar
1ra. Gran Cordon
2da. Gran Oficial
3ra. Comendador
4ta. Oficial
5ta. Caballero
Collar
1ra. Gran Cordon
2da. Magistrado
3ra. Comendador
4ta. Oficial
5ta. Caballero
Collar
1ra. Espada
2da. Lanza
3ra. Flecha
Partes componentesVeneraVenera
Roseta
Venera
Estrella
Roseta
Venera
Estrella
Roseta
Venera
Estrella
Roseta
Venera
Estrella
Roseta
Venera
Estrella
Pasador
Roseta
Venera
Estrella
Miniatura
Barra
Roseta
Venera
Estrella
Miniatura
Barra
Roseta
Características de la Venera:
MaterialOro o Plata sobredradaOro Oro Oro Oro Oro Oro Metal DoradoMetal Dorado
FormaElipticaElipticaElipticaElipticaElipticaElipticaElipticaElipticaEstrella
Tamaño16 líneas en su mayor diámetro, 14 en el menor y 1 de espesor35 mm en su diámetro mayor y 28 en el menor35 mm en su diámetro mayor y 28 en el menor para 4ta y 5ta clase y 50 mm por 54 mm para 1ra, 2da y 3ra clase.35 mm en su diámetro mayor y 28 en el menor35 mm en su diámetro mayor y 28 en el menor35 mm en su diámetro mayor y 28 en el menor52 mm en su diámetro mayor y 47 en el menor52 mm en su diámetro mayor y 47 en el menor70 mm en su diámetro total
Porte y Caracteristicas:
Unica ClaseAl pecho pendiente de cinta tricolor de 3 cm de ancho x 3 cm de largoAl pecho pendiente de cinta tricolor de 3 cm de ancho x 3 cm de largoN/AN/AN/AN/AN/AN/AN/A
1ra. ClaseN/AN/ABanda terciada con la venera en su extremo. Estrella: de 8 radios de plata abrillantada, de 70 x 80 mm de diámetro con la efigie del LibertadorBanda terciada con la venera en su extremo. Estrella: de 8 radios de plata abrillantada, de 70 x 80 mm de diámetro, en su centro una elipse de 45 mm con la efigie del Libertador de oro mate sobre fondo pulidoBanda terciada con la venera en su extremo. Estrella: de 8 radios de plata abrillantada, de 70 x 80 mm de diámetro, en su centro una elipse de 45 mm con la efigie del Libertador de oro mate sobre fondo pulidoBanda terciada con la venera en su extremo. Estrella: de 8 radios de plata abrillantada, de 70 x 80 mm de diámetro, en su centro una elipse de 45 mm con la efigie del Libertador de oro mate sobre fondo pulidoBanda terciada tricolor de 102 mm de ancho con roseta en su extremo del que pende la venera. Estrella: de plata y convexa de 88 x 80 mm de diámetro con 8 picos acompañados por 40 rayos labrados con facetas a imitación de diamantes engastados. En el centro, en plano más alto, una reproducción de la venera en oro y esmalte, de 45 x 40 mm de diámetro.Banda terciada tricolor de 102 mm de ancho con roseta en su extremo del que pende la venera. Estrella: de plata y convexa de 88 x 80 mm de diámetro con 8 picos acompañados por 40 rayos labrados con facetas a imitación de diamantes engastados. En el centro, en plano más alto, una reproducción de la venera en oro y esmalte, de 45 x 40 mm de diámetro.Banda terciada tricolor de 100 mm de ancho con 8 estrellas sobre su parte azul, en su extremo y sin roseta está adherida la venera. Estrella: de metal plateado, redonda de 85 mm de diámetro en cuyo centro tiene la reproducción de la venera en metal dorado.
2da. ClaseN/AN/AAl cuello pendiente de cinta tricolor. Estrella: misma de la clase anterior Al cuello pendiente de cinta tricolor. Estrella: misma de la clase anterior Al cuello pendiente de cinta tricolor. Estrella: misma de la clase anterior Al cuello pendiente de cinta tricolor. Estrella: misma de la clase anterior Al cuello pendiente de cinta tricolor. Estrella: de plata sin brillo y convexa de 80 x 72 mm de diámetro con 8 picos acompañados por 40 rayos labrados con facetas a imitación de diamantes engastados. En el centro, en plano más alto, una lámina elíptica y convexa de oro pulido con un diámetro de 34 x 28 mm con la efigie del busto del Libertador en oro mate y de relieve, orlada por un cordón labrado a facetas a imitación de diamantes de 1,5 mm de ancho y haciendo de marco, del mismo tamaño de la lámina, una faja de esmalte azul de 3 mm sobre cinta de oro sobrepuesta de 4 mm de ancho, que lleva en su parte superior la inscripción en letras de oro: “Simón Bolívar” y en su parte inferior un ramo de olivas. Al cuello pendiente de cinta tricolor. Estrella: de plata sin brillo y convexa de 80 x 72 mm de diámetro con 8 picos acompañados por 40 rayos labrados con facetas a imitación de diamantes engastados. En el centro, en plano más alto, una lámina elíptica y convexa de oro pulido con un diámetro de 34 x 28 mm con la efigie del busto del Libertador en oro mate y de relieve, orlada por un cordón labrado a facetas a imitación de diamantes de 1,5 mm de ancho y haciendo de marco, del mismo tamaño de la lámina, una faja de esmalte azul de 3 mm sobre cinta de oro sobrepuesta de 4 mm de ancho, que lleva en su parte superior la inscripción en letras de oro: “Simón Bolívar” y en su parte inferior un ramo de olivas. Al cuello pendiente de cinta tricolor de 4,8 cm de ancho x 66 cm de largo Estrella: de metal plateado, redonda de 85 mm de diámetro en cuyo centro tiene la reproducción de la venera en metal plateado.
3ra. ClaseN/AN/AAl cuello pendiente de cinta tricolorAl cuello pendiente de cinta tricolor de 4 cm de ancho Estrella: de de plata, sin brillo, con las armas de la República en alto relieve sobe elipse paralela de 25 mm en su diámetro mayor, y con los mismos radios que la clase anteriorAl cuello pendiente de cinta tricolor de 4 cm de ancho Estrella: de plata, sin brillo, con las armas de la República en alto relieve sobe elipse paralela de 25 mm en su diámetro mayor, y con los mismos radios que la clase anteriorAl cuello pendiente de cinta tricolor de 4 cm de ancho Estrella: de plata, sin brillo, con las armas de la República en alto relieve sobe elipse paralela de 25 mm en su diámetro mayor, y con los mismos radios que la clase anteriorAl cuello pendiente de cinta tricolor de 3 cm de ancho Estrella: de plata sin brillo y convexa de 82 x 75 mm de diámetro con ocho picos formados por cuarenta y ocho rayos con hilos bruñidos de relieve. En el centro en plano más alto una lámina de plata bruñida, convexa, de forma elíptica, con un diámetro de 35 x 28 mm con Armas Nacionales, de relieve, orladas por una faja de plata sobrepuesta de 4 mm milímetros de ancho con borde pulido, ostentando una corona de hojas de acanto del tamaño y de la forma de la lámina.Al cuello pendiente de cinta tricolor de 3 cm de ancho Estrella: de plata sin brillo y convexa de 82 x 75 mm de diámetro con ocho picos formados por cuarenta y ocho rayos con hilos bruñidos de relieve. En el centro en plano más alto una lámina de plata bruñida, convexa, de forma elíptica, con un diámetro de 35 x 28 mm con Armas Nacionales, de relieve, orladas por una faja de plata sobrepuesta de 4 mm milímetros de ancho con borde pulido, ostentando una corona de hojas de acanto del tamaño y de la forma de la lámina.Al pecho pendiente de cinta tricolor de 4,2 cm de ancho x 6 cm de largo
4ta. ClaseN/AN/AAl pecho pendiente de cinta tricolor de 3 cm de ancho x 3 cm de largo con una roseta Al pecho pendiente de cinta tricolor de 3 cm de ancho x 3 cm de largo con una roseta de 28 mm de diámetroAl pecho pendiente de cinta tricolor de 3 cm de ancho x 3 cm de largo con una roseta de 28 mm de diámetroAl pecho pendiente de cinta tricolor de 3 cm de ancho x 3 cm de largo con una roseta de 28 mm de diámetroAl pecho pendiente de cinta tricolor de 3 cm de ancho x 6 cm de largo con una roseta de 29 mm de diámetroAl pecho pendiente de cinta tricolor de 3 cm de ancho x 6 cm de largo con una roseta de 29 mm de diámetroN/A
5ta. ClaseN/AN/AAl pecho pendiente de cinta tricolor de 3 cm de ancho x 3 cm de largoAl pecho pendiente de cinta tricolor de 3 cm de ancho x 3 cm de largoAl pecho pendiente de cinta tricolor de 3 cm de ancho x 3 cm de largoAl pecho pendiente de cinta tricolor de 3 cm de ancho x 3 cm de largoAl pecho pendiente de cinta tricolor de 3 cm de ancho x 6 cm de largoAl pecho pendiente de cinta tricolor de 3 cm de ancho x 6 cm de largoN/A

El Collar

Es la máxima distinción de la Orden desde 1922 y se encuentra reservado por derecho para el Jefe de la Orden (Presidente) y para el otorgamiento a otros Jefes de Estado.

Está formado por dos cadenas estilo “ancla” lisas, de oro amarillo mate de 5 mm de espesor con 64 cm de largo la exterior y 53 cm la interior, colocadas paralelamente con un espacio de 15 mm entre sí. A la mitad de estas cadenas y superpuestas en ellas, tiene las Armas Nacionales en oro amarillo mate y de relieve, orladas por una corona de laureles figurada en esmalte, de un diámetro de 30 mm. De lado y lado de la pieza central y también superpuestos sobre las cadenas, tiene fijados 10 anillos elípticos de 25 y 19 milímetros, diámetro mayor y menor, decorados con hojas de acanto de relieve, orlando un monogramas de oro, con las iniciales del Libertador, “S. B.” en letra cursiva y esmaltadas en azul y rojo, alternando a su vez sobre las cadenas equidistantes con 9 escudos de las Armas Nacionales. El collar viene acompañado de las mismas partes componentes de la de primera clase (Banda, Placa o Estrella, miniatura, cinta o barra y roseta.

El diseño original se le atribuye a la casa Gathmann aunque ejecutado según indicaciones de la presidencia y de acuerdo a lo descrito en el texto del decreto (el que probablemente se haya concretado luego de su diseño). Desde la fecha de su entrada en vigencia, su confección ha estado limitado a pocos fabricantes con lo que existen pocas variantes de su diseño original, solo conocemos 3 tipos y que difieren solamente en el modelo de la efigie utilizada, cuyo grabado es propio de cada fabricante.

Detalle de las piezas del collar

 
 
 

Detalle de las piezas del collar

Detalle de la pieza de sujeción del collar con la venera

Set del Collar fabricado por los joyeros Gathmann en 1922

Diploma del Collar del Presidente Guillermo Tell Villegas
Imagen cortesía del coleccionista Julio Nass

 

Las estrellas o placas

Desde la incorporación de la versión multiclases del decreto de 1881 y la necesidad de tener joyas diferenciadas para cada una de ellas, se acordó conforme a la practica internacional, una estrella o placa como distintivo complementario a la venera para las 3 primeras clases. Una estrella convexa de ocho rayos de plata abrillantada con la efigie del libertador en el centro complementa la 1ra. y 2da. clase y con las armas nacionales y de plata sin brillo para la de 3ra. Estas características se mantendrían hasta el decreto de 1922 cuando se diferenció la 1ra de la 2da con piezas únicas y precisando en el decreto el nivel de detalle necesario para homologar la gran cantidad de variantes producto de las interpretaciones de diseño de cada fabricante.

En lineas generales los diseños pre y post 1922 conservas las siguientes características:

Pre 1922

De izquierda a derecha: Modelo unificado para la 1ra. y 2da clase y la de 3ra. clase

pre1922

Post 1922

De izquierda a derecha: 1ra, 2da y 3ra clase

post1922

Como se menciono anteriormente, la ausencia de precisión en los detalles del decreto originario aunado a la gran cantidad de fabricantes a los cuales se les encargaron piezas durante varias décadas, resultó en una notable incapacidad de mantener como corresponde, un único y estandarizado diseño. No obstante a ello, la falta de exigencia a los fabricantes también resulto para los coleccionistas en una riquísima cantidad variantes, pudiéndose consultar algunos de ellos en el siguiente enlace.

Las veneras

Siendo el elemento central de una condecoración, esta no podía sino reservarse para la efigie del libertador. Elíptica, de 35 mm en su diámetro mayor y 28 en su menor, de oro amarillo pulido o de plata sobredorada. En su centro, la efigie de Bolívar rodeada de 28 rayos dobleacanalados de aristas divergentes, que hacian un diseño sobrio y elegante que perduraría por 130 años.

A pesar de que los decretos originarios padecían respecto del diseño de la venera de la misma falta de precisión que las estrellas, ésta no corrió con la misma suerte, pues aunque también existen variantes estas son menores respecto al conjunto y casi solo son apreciables en la libertad de diseño de la efigie, que ante la ausencia de instrucciones claras parecería que quedaba a cargo de la destreza e inspiración del grabador de cada casa fabricante, eso si, basados en algún modelo de la extensa iconografía del Libertador, siendo el único elemento homologador el requisito del uniforme. Así encontramos claras inspiraciones en el Bolívar de Gil de Castro, en el anónimo uniformado basado en Roulin o el de David d’Angers entre varios otros.

Oficialmente, las únicas diferencias contempladas en los decretos refieren solo modificaciones en el tamaño de la venera: 35 x 28 mm para la 4ta y 5ta clase y de 50 x 54 para las restantes hasta 1922, posterior a la esa fecha y para todas las clases de 52 x 47 mm. Finalmente, a pesar de que todos los decreto previos al de 2006 indicaban que el metal para su fabricación  debía ser oro o plata dorada, son pocas las piezas que verdaderamente cumplieron con tal exigencia.

Algunos de sus los diseños y variantes existentes:

Fotos

Los distintivos

La evolución de los distintivos se puede apreciar en el cuadro comparador que antecede, por lo que solo nos referiremos a algunos detalles. La composición típica de las joyas o conjunto que acompañan a la venera suele presentar una miniatura, roseta y barra, no obstante a esta practica internacional, llama la atención de la tardía incorporación en los reglamentos de uso y diseño de la barra o cinta(a partir de 1922) y muy especialmente de la miniatura, puesto que la roseta estuvo contemplada desde los primeros decretos. Aunque no es posible precisar desde cuando el protocolo incorporo el uso de la miniatura, no cabe duda de que para 1880 ya era utilizado internacionalmente pero no seria hasta el 2006 que se reconoció oficialmente, esta ausencia no impidió su existencia pues la necesidad de su uso hizo que de forma privada se encargaran a las casas fabricantes hasta que a partir de los primeros encargos de Meyer o Russell Uniforms post años 50 ya las incorporaban de forma estandarizada a pesar de no estar contemplada en los decretos ni reglamentos que regían en la época.

fotos de las rosetas

 

No se admiten más comentarios